Cómo cuidar tu ropa de lana 

El algodón, las fibras sintéticas y la lana son los tres principales tejidos de los que está fabricada la mayoría de las prendas de vestir para hombre. La lana en particular, es muy utilizada por su gran versatilidad, excelente opción para prendas de abrigo, es transpirable, resistente al agua (protege de manera excelente en condiciones de humedad leve), absorbe la humedad, es ideal para usar en condiciones frías, pero también gracias a su transpirabilidad te ayuda a sentirte cómodo y fresco si las temperaturas suben.

Sin embargo, el cuidado de la ropa de algodón y de la ropa sintética suele ser un tema más fácil de dominar que el de la lana, ya que esta última a pesar de ser más resistente al desgaste y a la suciedad que el algodón, también se puede dañar con el calor, los productos químicos e incluso con el lavado excesivo o a temperaturas inadecuadas.

 

Por eso a continuación te compartimos los aspectos principales que debes conocer de la lana para mantenerla en buen estado por más tiempo.

Evita el calor

Exponer tu prenda de lana a calor directo es una de las acciones más dañinas ya que altera la estructura de las proteínas del pelo, esto modifica la forma de los hilos y la prenda se rompe o se deforma. 

 

Cuidado con el agua

El agua como tal no daña la prenda, sin embargo, si la prenda o una parte de ella está empapada, es importante no permitir que se estire para evitar que se deforme. Si esto llega a ocurrir coloca la prenda sobre una superficie plana acomodándola cuidadosamente y déjala secar de forma natural.

 

Exclusivamente limpieza en seco

Las prendas de lana no deben lavarse después de cada uso, lo ideal es simplemente airear la prenda y al cabo de varios usos, recurrir a la limpieza en seco; jamás lavado normal ya que estarías exponiendo la prenda a los dos elementos que pueden dañarla y debilitarla.

 

Plancha solo a baja temperatura

Habitualmente las prendas de lana resisten bien a las arrugas y no suele ser necesario el planchado, sin embargo en caso de requerirse, es importante hacerlo a una temperatura baja e idealmente por el revés de la prenda y usando un paño de algodón, así evitarás que la prenda se vuelva brillosa.

 

Guarda y protege

Es importante que las prendas de lana no se encuentren muy apretadas en el armario para evitar deformar las fibras y provocar arrugas permanentes. Usa ganchos de calidad especiales para prendas pesadas, así tendrán mejor soporte.

 

 

 

Siguiendo estas recomendaciones puedes tener la tranquilidad de tus sacos, pantalones y prendas de lana en general lucirán siempre bien y tendrán una larga vida útil.

En Daniel Hechter puedes encontrar sacos y trajes de lana con el fit y el estilo ideal para ti.

Encuéntralos en liverpool.com.mx y elpalaciodehierro.com, online y tiendas físicas.